El Invima realizó aclaraciones frente a la preocupación de los colombianos sobre informaciones que circulan en redes sociales y que señalan que al país ha llegado arroz plástico procedente de China.
Según el Invima, la entidad realiza desde el año 2010 muestreos de arroz en el marco de los Planes Nacionales Subsectoriales de Residuos de Plaguicidas y Contaminantes en Productos Hortofrutícolas, sin que se haya encontrado, hasta el momento, arroz plástico.

Por su parte, la Dirección de Alimentos y Bebidas, a través del Grupo de Vigilancia Epidemiológica, realiza el rastreo, análisis y evaluación de la información proveniente de las agencias internacionales encargadas de ejecutar la vigilancia sanitaria de alimentos y bebidas, a la fecha, asegura no haber recibido ninguna información por parte de autoridades sanitarias de terceros países, sobre alertas sanitarias relacionadas con arroz plástico.

Asimismo, El Invima confirmó que tras las continuas inspecciones que  realiza a los alimentos importados en los sitios de ingreso (puertos, aeropuertos y pasos de frontera), tampoco han encontrado indicio alguno de la entrada del producto al país. La entidad indicó que realizan una minuciosa revisión documental e inspección física al producto, con el fin de verificar las condiciones sanitarias del mismo, rotuladas, empaque y almacenamiento.

A Colombia actualmente solo ha ingresado arroz procedente de Alemania, Estados Unidos y Perú, señala el informe.

CONTROL A MOLINOS NACIONALES

Los establecimientos nacionales procesadores de arroz (molinos) también son objeto de estrictos controles, acciones de inspección y vigilancia por parte del Invima. Se realizan verificaciones de productos en comercialización, para su respectivo análisis en laboratorio.

Dentro del plan de muestreo del arroz, el instituto incrementó el número de estos análisis en establecimientos de comercio y en plantas productoras, y afirma no haber evidenciado alteraciones en el producto, relacionadas con arroz plástico.

No obstante, la entidad de control anunció que se continuarán con las inspecciones. “En la eventualidad de obtener un resultado rechazado que pueda afectar la salud de los consumidores, se procederá a tomar las medidas sanitarias pertinentes (decomiso), intervención a las empresas, productos y publicación como alerta en la página oficial del Invima”, señala el comunicado.

En ese sentido, el Invima recalcó que la ciudadanía debe hacer caso omiso de informaciones que circulen por las redes sociales y que no cuenten con soporte técnico – científico e información oficial, por parte de las autoridades encargadas.

Fuente: lanacion.com.co